Es cada año, de mayo a junio, que un equipo de estudiantes y profesores del programa Underwater Skills (Habilidades Submarinas) de Seneca College viaja a Georgian Bay, a veinte minutos en bote desde el muelle de la bahía de Colpoy al norte de Wiarton, en la península del sur de Bruce, para su operación de inmersión profunda de fin de año a 165 pies debajo de la superficie del lago Hurón, para ser exactos, donde la temperatura del agua no supera los cuatro grados centígrados.

Dustin Nguyen-Black, estudiante del programa comenta al respecto de la experiencia: “Es tan liberador, es un mundo completamente diferente allá abajo. No hay mucho que ver, pero es azul, un azul profundo y oscuro”.

Realizar dicha inmersión no es opcional, ya que se trata del examen final para convertirse en buzo comercial, una profesión que implica la construcción y salvamento en zonas costeras y oceánicas, así como la inspección de petróleo y gas en alta mar alrededor del mundo. Para graduarse, los estudiantes deben completar un mínimo de 50 horas de buceo a diferentes profundidades y una hora a 165 pies.

Para poner esto en perspectiva, el “agujero” en la instalación de la piscina de entrenamiento en el Campus King es de 40 pies. Es en la piscina y el lago Seneca donde los estudiantes pasan nueve meses entrenando en preparación para esta inmersión final antes de terminar el curso.

Antes de la inmersión

Jacob Betts y Ella McAllister se preparan para su inmersión con la ayuda de Dustin Nguyen-Black (izquierda) y Chris Panetta. Los buzos están emparejados para esta operación. Por cada hora que bucean, los estudiantes pasan ocho horas en cubierta, apoyando a los otros buzos, incluso vistiéndolos y desnudándolos.
Cada buzo cuenta con soporte vital como aire, comunicaciones, agua caliente, transmisión de imágenes de la cámara y luces a través de la línea umbilical. En caso de que falle la manguera de aire o el suministro de aire, el buzo lleva un tanque de buceo en su espalda conocido como “botella de rescate”, que puede activarse girando la válvula del casco.
Greg Legere (izquierda) y Samantha Hood ayudan a Jack Nieson a vestirse con un casco de 27 libras.
Ella McAllister se prueba uno de los trajes de agua caliente para su inmersión. El traje cuenta con tubos internos conectados a una manguera en la línea umbilical para distribuir agua caliente que mantenga templada la temperatura del buzo.

Durante la inmersión

Jacob Betts y Ella McAllister se posicionan en la “campana de buceo” para descender bajo el agua. Llegar a los 165 pies toma aproximadamente tres minutos a la velocidad de un pie por segundo.
Samantha Hood es inmersa dentro de la “campana de buceo” al fondo de la Bahía de Georgia.
(Foto: Samantha Hood)
Una vez que los buzos alcanzan los 165 pies, permanecen allí durante 30 minutos para construir un ducto cuadrado.
Aaron Griffin, coordinador y graduado del programa Underwater Skills en Seneca, monitorea el progreso de los buzos en el panel de control. Puede comunicarse con los buceadores por radio y viceversa.

Después de la inmersión

Nick Buckley recibe ayuda de Keelan Tisseur (izquierda) y Chris Panetta para desvestirse después de salir de su inmersión. Los buzos tienen de tres o cuatro minutos para ingresar a la cámara de descompresión inmediatamente después de salir a la superficie y así evitar la enfermedad de la descompresión. Siete minutos es el máximo, pero cuanto antes, mejor.
Dustin Nguyen-Black opera la cámara de descompresión en la barcaza. Los estudiantes tardan 70 horas en aprender a operar la cámara de forma independiente.
Marek Mika (izquierda), supervisor de buceo y graduado del programa, observa cómo los buzos salen de la cámara de descompresión después de aproximadamente una hora.
La barcaza de buceo profundo de Seneca ha estado en la Bahía de Georgia desde 1983. Este año, recibió actualizaciones muy necesarias que incluyen dos nuevos contenedores de 20 por ocho pies, nuevos componentes electrónicos y un nuevo panel de control de buceo.

Acerca del Programa

En este programa de certificación con 35 semanas de duración, recibirás capacitación y práctica en habilidades subacuáticas relacionadas con el buceo comercial. Serás capacitado para convertirte en buzo comercial y satisfacer las necesidades de la industria del buceo. Obtendrás habilidades en soldadura y corte superficial y submarino, trabajos de construcción y salvamento, así como técnicas de inspección y buceo relacionadas con la industria petrolera civil en alta mar. Además, te beneficiarás de la capacitación en uso seguro y mantenimiento de equipos comerciales de buceo. Los graduados de este programa trabajan en todos los sectores de la industria del buceo.

Si estás interesado en estudiar esta o alguna otra carrera en Canadá, contáctanos. Con EduLynks puedes elegir entre más de 800 programas de estudio alrededor del mundo, como Estados Unidos, Irlanda, Australia, Reino Unido, Malta, Nueva Zelanda y Sudáfrica, ya sea que quieras estudiar un idioma, pasar un verano en el extranjero (gap year), cursar tu carrera universitaria o entrar a una boarding school.