Montreal es una buena opción para quienes buscan un estilo de vida con tintes europeos en Norteamérica; además, su amplia gama de culturas ofrece excelentes oportunidades para conocer gente de todo el mundo y participar en diversas actividades gastronómicas, culturales y deportivas.

De hecho, Montreal es la segunda ciudad francófona más grande del mundo, después de París, donde además se localizan algunas joyas arquitectónicas que datan desde el siglo XVI, hasta los rascacielos del siglo XXl.

Basílica de Notre-Dame. Foto: Diego Delso [CC BY-SA 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)]

Uno de los sitios favoritos para visitar por los turistas esla Basilique de Notre-Dame, con sus dos torres que terminan en flecha. La construcción representa el estilo neogótico y fue construida entre 1824 y 1829, poco más de seiscientos años después de que comenzara la construcción de su homóloga en París. Otro destino representativo de Montreal es el Sailor’s Memorial Clock, torre denominada sitio histórico nacional en 2009. Durante el verano, los visitantes pueden subir sus 192 escalones hasta la cima y disfrutar de las vistas del Viejo Montreal y del río San Lorenzo.

En 2017, Montreal fue nombrada como la mejor ciudad para recibir estudiantes de todo el mundo, motivo que le ha ganado su lugar dentro de las ciudades intelectuales del mundo entero y destino favorito de muchos.

Dentro de la oferta académica que se puede encontrar en Montreal, Quebec, está ATPAL, una escuela de idiomas ubicada en el centro de la maravillosa ciudad que ofrece un novedoso sistema de aprendizaje eficaz y entretenido, que te permite asimilar el idioma hasta un 30% más rápido en comparación a otros métodos. También cuenta con diferentes programas de inglés y francés, brindándote desde cursos individuales y personalizados hasta intensivos a tiempo completo. Además, podrás poner en práctica tus conocimientos mientras visitas los grandiosos parques, iglesias, restaurantes, museos y un sinfín de atractivos que ofrece la metrópolis. ATPAL te ofrece la oportunidad de aprender uno o dos idiomas mientras viajas, te diviertes y conoces la ciudad.

Durante el verano, la ciudad puede alcanzar temperaturas de hasta 30 grados centígrados, sin embargo, el clima frío es característico del lugar, ya que dura gran parte del año. Ahora bien, si además buscas consentir tu paladar, no quedarás decepcionado ya que puedes probar los deliciosos croissants, baguettes y bagels, amados por los habitantes locales. Pero eso no es todo, ya que además existen diversos restaurantes de comida internacional ganadores de estrellas Michelin que te ofrecerán algo diferente para saborear aún más esta impecable ciudad.

En Canadá el Hockey es considerado deporte nacional y podrás acudir a los encuentros del equipo Canadiens de Montréal, el club con más triunfos de la Copa Stanley de la NHL. Otra increíble opción especialmente para los amantes del deporte al aire libre es el Ski Mont Saint-Bruno, una instalación de esquí alpino en la ciudad de Saint-Bruno-de-Montarville, justo a las afueras de Montreal, Quebec.

El sistema de transporte es realmente eficaz. Puedes llegar a todos los rincones de la ciudad a través del metro, que además de ser seguro y limpio, no suele sufrir retrasos habituales. Es importante saber que a los montrealeses les gusta entablar conversación durante sus trayectos, disfrutan mucho de conocer gente nueva y son tesoros que uno aprecia.

Si estás interesado en cursar algún programa para estudiar inglés en Montreal, Canadá, contáctanos. Estamos para ayudarte a encontrar el programa que más se acople a tus necesidades y presupuesto.